El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó este miércoles a la Argentina y, durante su visita, se trasladará a bordo de "La Bestia", un Cadillac dotado de la más alta seguridad.
El vehículo oficial supo ganarse su apodo por ser un verdadero tanque de guerra: resiste bombas, disparos y armas químicas como ningún otro automóvil.

Además, cuenta con tecnología avanzada para lanzar misiles y cámaras con visión nocturna, entre otras características que parecen de ciencia ficción.

"La Bestia", el auto de Obama