El primer entrenamiento de Boca tras la derrota frente a Lanús, mostró al director técnico Guillermo Barros Schelotto muy enérgico frente a los jugadores en la vuelta al trabajo tras el golpe que le dio el equipo del Sur.
En el ejercicio táctico que constituyó la parte fundamental de la actividad, participaron los titulares, a pesar de que aún no habían transcurrido 48 horas después de la competencia. Las formaciones fueron variando pero en especial se trabajó con superioridad en ataque y también dos jugadores en ataque contra línea de cuatro que esperaban.

Embed
Después de la finalización de cada ataque, los delanteros debían presionar en bloque sobre la salida de los rivales desde el fondo.

Algunas de las expresiones que se le escucharon a Guillermo fueron las siguientes:

- "Si la jugada no sale, no te lamentés, el que la pierde es el primero que corre".

- "Cuando uno habla de velocidad no significa hacer cualquier pelotudez".

- "No quiero que tiren más centros de mierda que terminan en las manos de los arqueros. Lo tienen prohibido".

- "Si vamos a hacer dos pases con tal de llegar rápido y después tiramos un centro de mierda no sirve. Si es necesario hagan tres, cuatro, cinco pases, pero vamos a terminarlas bien".

Alejado de la posibilidad de pujar por el título en el torneo local, las chances más concretas se conservan en la Copa Libertadores de América, cuyo próximo partido será el 7 de abril, en La Bombonera, ante Bolívar.