El suboficial fue apresado en su departamento del barrio porteño de La Boca acusado de producir y distribuir a través de Internet material triple X con menores. También se lo investiga por el presunto abuso a la hija de su concubina.
La Fiscalía porteña informó que el Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Fiscalía de la Ciudad recibió un alerta prioridad número 1 del Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC) de los Estados Unidos el pasado miércoles 23 de marzo por la noche.

El NCMEC avisa a la Fiscalía de la Ciudad cuando encuentra que se distribuye material de pornografía infantil en Internet desde una dirección IP de Argentina.

Fue entonces que el Cuerpo de Investigaciones Judiciales rápidamente vinculó la denuncia de prioridad 1 que consiste en la posibilidad de que un menor se encuentre en peligro, con otras que se estaban investigando del mismo usuario por publicación de imágenes de pornografía infantil en Facebook.

El fiscal Martín López Zavaleta ordenó realizar tareas de investigación para dar con el inmueble donde habitaba el imputado y desde donde publicaba el material pornográfico. Un día después, se ordenó el allanamiento y la detención del imputado.

El allanamiento fue realizado cuando se advirtió que la concubina del imputado y sus hijas salieron del inmueble, evitando así que las victimas estuvieran presentes durante la detención.

La medida fue cumplimentada por el Área de Cibercrimen de la Policía Metropolitana con colaboración del Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Fiscalía y asistencia de psicólogos para dar contención a las víctimas, quienes retornaron al departamento cuando la medida se estaba realizando.

Durante el allanamiento se secuestraron vestimentas de la menor de edad, del imputado y objetos de la casa que aparecen en las fotografías pornográficas que el imputado produjo, publicó y distribuyó. Los elementos son pruebas importantes para acreditar los abusos y que los mismos se realizaron, al menos, en el inmueble donde convivía toda la familia.

Se secuestraron dos pares de zapatillas, una calza, y una remera de la menor de edad; un par de zapatillas del imputado; el acolchado de la habitación de la menor; todos elementos que aparecen en imágenes que el imputado publicó en una cuenta que tenía en Facebook.

También se secuestraron todos los dispositivos informáticos, teléfonos celulares y grabadoras de video, elementos que serán peritados.