Lindsay Díaz es una mujer que vive en Rowlett, Texas, y quien tuvo la suerte de haber sobrevivido a los feroces tornados que afectaron a Dallas el pasado diciembre. No solo destruyeron muchos hogares, sino también una persona murió.
Ahora la casa de la mujer, que había logrado mantenerse en pie, fue derribada por una compañía, según informa Newsweek. A Díaz le avisó un vecino y rápidamente se puso en contacto con la empresa. Para justificar su accionar desde la compañía le enviaron una captura de Google Maps.

El problema es que el sistema de Google tenía un error y en vez de mostrar el 7601 de Cousteau Drive mostraba el 7601 de Calypso Drive.

Si bien Google corrigió el error, desde la empresa no dieron declaraciones al respecto. Ahora Díaz está en tratativas con la aseguradora para ver si le reconstruyen su hogar.