Los ministerios de Energía, Transporte e Interior trabajan sobre los nuevos cuadros tarifarios para los servicios públicos. El anuncio se haría este viernes.
La intención de las autoridades es disminuir la incidencia que tienen los subsidios que transfiere el Estado al consumo de los servicios públicos, de manera de amortiguar el impacto en las cuentas del Tesoro.

Gas


La mayor complejidad en el ajuste tarifario pasa por los precios del fluido, ya que existen distorsiones en los valores de acuerdo con el consumo en las distintas regiones del país.

Al mismo tiempo, y a raíz del cobro del costo del gas importado, los incrementos serían diferenciales, ya que existen muchas medidas cautelares dictadas por magistrados en el interior del país que impiden el ajuste tarifario y la percepción de ese cargo.

La lectura del medidor será bimestral, pero la facturación será mensual, al igual que en el caso de la electricidad, donde hubo aumentos de hasta un 800%, por lo que las empresas deberán adaptar su sistema de facturación actual.

La actual tarifa social se respetaría, aunque se podrían incorporar nuevos beneficiarios.

Agua


El ajuste se aplicaría sobre los servicios que se prestan en el área metropolitana y es posible que se incluya un monto determinado para la realización de futuras obras de cloacas y agua potable.

Colectivos y trenes

En cuanto al transporte, las autoridades habrían definido un incremento del boleto mínimo para el servicio de colectivos del área metropolitana de 3 a 6 pesos y un menor ajuste para el resto de las secciones.

Para el boleto de tren, la idea que se maneja es subir el mínimo de 2 a 4 pesos e intensificar los controles ya que es muy alto el nivel de evasión en la utilización de ese servicio en las distintas líneas.