El jugador cayó en lo deportivo ante el Real Madrir ayer sábado y hoy domingo una investigación internacional lo señala como dueño de una firma offshore que no estaba declarado ante la justicia española.
Los problemas impositivos del crack del Barcelona, Lionel Messi, quien en lo deportivo acaba de perder el clásico epañol contra el Ral Madrid por 2 a 1, y su padre Jorge, suman un nuevo embate: no son siete las sociedades registradas en paraísos fiscales, como se creía hasta ahora, sino ocho.

En junio de 2013, un día después de conocerse la acusación por fraude contra padre e hijo en España, Messi reconoce su participación en una nueva firma offshore.

La sociedad panameña Mega Star Enterprises Inc puede ocasionarle un nuevo problema con las autoridades españolas, ya que esta no aparece en la acusación de la fiscalía por una millonaria evasión impositiva que irá a juicio en mayo.

Las nuevas acusaciones surgen a instancias de documentos provistos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung, en la investigación mundial denominada como "Panamá Papers", que trascendió este domingo.

Messi sociedad fantasma.JPG

Los Messi pusieron en marcha un mecanismo de pantallas. Se contactaron con el estudio uruguayo Abreu, Abreu & Ferres para manejar la relación con Mossack Fonseca, una agencia especializada en manejar sociedades en paraísos fiscales. El futbolista y su padre quedaron expuestos el 13 de junio de 2013 cuando Mossack Fonseca pidió los nombres de los dueños de Mega Star Enterprises para incorporarlos a su cartera de clientes.

El trámite consumió decenas de correos electrónicos cruzados y numerosa documentación que confirma que los dueños de la firma son los Messi. Entre ellos, un documento que padre e hijo firmaron de puño y letra, con tinta azul, dirigido a Mossack Fonseca y fechado el 23 de julio de 2013 en Panamá.

I