El ataque fue frente a una comisaría en la región del Cáucaso. "Ahora mismo hay tres cabezas frente a la comisaría. Los forenses trabajan con ellas para identificar a los criminales", indicó un vocero del ministerio de Interior ruso.
La explosión tuvo lugar en la localidad de Novosélskoye y "no se han registrado víctimas" entre la población civil y los agentes de la policía, confirmó el fiscal de la región de Stavropol, Yuri Turíguin.

Embed
Según datos preliminares, los tres atacantes trataron de irrumpir en la comisaría para hacerse estallar en su interior, pero los agentes lograron evitar la tragedia.

Embed
"Cuando tres desconocidos vestidos de negro, de aspecto no eslavo, se dirigieron bruscamente hacia la comisaría e hicieron caso omiso al alto, los policías abrieron fuego contra ellos. Cuando uno de los terroristas fue alcanzado, activó el cinturón con explosivos que portaba", explicó un portavoz de Interior a Interfax.

Más tarde se escucharon otras tres explosiones: al parecer, los otros dos terroristas activaron sus cinturones con explosivos instantes después de que uno de ellos lanzara una granada al interior de la comisaría.

Embed
"Ahora mismo hay tres cabezas frente a la comisaría. Los forenses trabajan con ellas para identificar a los criminales", precisó el portavoz.

Las autoridades evacuaron todos los edificios oficiales de la localidad y reforzaron la seguridad en toda Stávropol, una de las siete regiones del conflictivo Cáucaso del Norte, escenario de frecuentes atentados y operaciones policiales contra terroristas islamistas.