Un policía recibió un golpe en la cabeza cuando perseguía a un ladrón que quiso robar una moto de un predio municipal. Tras herir al efectivo, se arrojó a las aguas del río Neuquén para escapar, aunque finalmente fue detenido por la Policía. El delincuente recuperó el domingola libertad.
La secuencia, casi de película, comenzó el sábado 10.30 cuando unos vecinos alertaron la presencia de un hombre queriendo robar una moto del predio municipal de tránsito, ubicado en la calle Santa Teresa. Al llegar el móvil policial, el ladrón, de apellido Sánchez, tiró la moto en la vía pública y huyó corriendo del lugar, por lo que los efectivos comenzaron a perseguirlo,según detalló el comisario inspector Juan Carlos Linares en diálogo con LU5.

Embed
"Se hace una persecución donde se llega al sector del río y el hombre se arroja a un cauce donde existen unos árboles, mientras que el personal lo sigue por la zona ribereña", contó Linares. Además, agregó que el hombre salió del agua en una zona de viviendas del barrio Sapere y se escondió en una de ellas. Al acercarse uno de los efectivos, el subcomisario González, el ladrón le dio un golpe contundente en el parietal derecho que le ocasionó una lesión importante, por lo que luego fue hospitalizado.

Sin embargo, el efectivo herido se trenzó en una pelea con el delincuente, quien tras volver a golpear con un hierro al policía, se sacó la ropa y se volvió a tirar al río. En ese momento, el otro efectivo pidió refuerzos y una ambulancia, pero ante la demora del móvil sanitario decidió llevar a su compañero él mismo hasta el hospital Castro Rendón. Allí se le realizaron las primeras curaciones por la herida cortante y luego fue derivado al Policlínico de Neuquén.

robo-neuquen.jpg
Mientras, otro móvil policial se acercó al lugar del hecho para decirle al delincuente que desista de su actitud y salga del río. El hombre continuó río abajo y salió del agua en la zona del club del Sindicato de Petroleros Privados en el barrio Confluencia.

Una vez que se lo detuvo, Linares explicó que se le brindó asistencia médica para que no sufra de hipotermia, ya que el hombre estaba casi desnudo, y se lo trasladó a la comisaría Primera, donde el domingo a la tarde, luego de las actuaciones correspondientes, fue liberado, según el diario La Mañana de Neuquén.

robo-neuquen2.jpg
Pese a que el hombre goza de su libertad, el comisario ispector Linares sostuvo que "lo que hay que rescatar es que el subcomisario González está bien, recibió tres puntos, pero está fuera de peligro".

Embed