Una familia de City Bell, a las afueras de La Plata, sufrió dos ataques delictivos en cuatro meses. Ahora, como medida de seguridad, decidió evitar un posible nuevo episodio avisando que no le quedan bienes.
En City Bell, una familia resaltó su condición de "laburante" para destacar todo lo cuesta arriba que les será recomponerse de un nuevo ataque delictivo.

Según publicó el diario platense El Día, el aviso a los asaltantes -una forma que ya registra otros antecedentes en la zona- quedó escrito sobre dos hojas de papel: "Aviso: Ya no tenemos computadora, cámaras, videos y menos gas (ni para tomar un café caliente). Ya no hay nada más para robar".

"Somos laburantes de la Salud y la Educación, vivimos del trabajo", reza el cartel colgado en el alambrado perimetral de la vivienda, ubicada en el cruce de 29 y 450.

Embed
Entre lo poco lo que trascendió de la situación que padece esa familia, se conoció el testimonio de una mujer que vive ahí: "Es la segunda vez que nos roban en cuatro meses y sigue todo igual, optamos por poner un cartel que dice que no tenemos nada más que nos puedan quitar".

Los episodios, presuntamente, fueron notificados a los agentes policiales con jurisdicción en el barrio, dependiente de la comisaría 10ª, que tiene sus oficinas en el centro de City Bell.