La Unidad de Información Financiera lo pidió al juez Sebastián Casanello. En tanto, este miércoles declaró un contador de la empresa Austral Construcciones.
La Unidad de Información Financiera (UIF) pidió al juez Sebastián Casanello que dicte la inhibición general de bienes y el congelamiento de las cuentas bancarias de 28 empresas cuya propiedad se atribuye al empresario Lázaro Báez. En tanto, hoy declaró un contador de la empresa Austral Construcciones.

En la lista de las empresas figuran Austral Construcciones SA; Invernes; la constructora Kank & Costilla y Gotti S.A, la empresa S.G.I., conocida como La Rosadita, el Club Atlético Boca de Rio Gallegos y las firmas Epsur y Misahar.

Embed

Además se incluyó a Helvetic Service Group, una de las firmas que Baez desconoció como propia, y Valle Mitre, según informaron fuentes judiciales.

El 18 de abril pasado, el juez Casanello inhibió los bienes de Lázaro Baez cuando le dictó el procesamiento, pero no había dictado medida similar sobre las empresas o personas jurídicas del empresario.

Embed

La UIF consideró que los embargos dictados por el juez eran "insuficientes" y pidió su ampliación. Ahora deberá dictaminar el fiscal Guillermo Marijuán y luego se expedirá el juez.

Por otra parte, el juez Casanello indagó hoy a Claudio Bustos, contador de Austral Construcciones, uno de los que endosó los cheques provenientes de Helvetic Service Group por casi 209 millones de pesos para afrontar, según dijo Lazaro Baez, la licitación para la construcción de represas en Santa Cruz.

Bustos no contestó preguntas, solo afirmó que él no tomaba decisiones en la empresa y que la operación con Helvetic fue "limpia", según consignaron las fuentes.