Trabó además un embargo por 15 millones de pesos. Para el magistrado "resultó evidente que la entonces Presidente de la Nación impartió instrucciones para que esta operación financiera se llevara a cabo".
El juez federal Claudio Bonadio procesó a la ex presidenta Cristina Kirchner y otros ex funcionarios de su gobierno en la causa por las operaciones en el mercado de dólar a futuro y ordenó un embargo sobre sus bienes en la suma de 15 millones de pesos.

El procesamiento fue dictado por el delito de administración infiel en perjuicio de la administración pública y alcanzó al ex ministro de Economía Axel Kicillof, al ex titular del Banco Central, Alejandro Vanoli y a otros 12 imputados.

La resolución de 147 páginas, se descuenta, será apelada por los acusados por lo que deberá intervenir la Sala II de la Cámara Federal, tribunal que deberá ratificar o revocar lo que resolvió Bonadio este viernes.

Para el juez, en relación a la intervención de Cristina y Axel Kicilloff, "es impensable que una operación financiera de esta magnitud, en la cual en menos de 45 días hábiles se abrieron posiciones del B.C.R.A. de U$s 5.000 millones a U$S 17.000 millones (de dólares), que tendría claros efectos económicos y políticos en un futuro inmediato, sea desarrollada sin la aprobación expresa del más alto nivel de decisión económico y político del Poder Ejecutivo Nacional".

Embed
"Resultó evidente que la entonces Presidente de la Nación impartió instrucciones –que sin duda fueron elaboradas conjuntamente- a su Ministro de Economía para que esta operación financiera se lleve a cabo, procediendo éste a su vez a impartir directivas a los funcionarios del B.C.R.A. y por supuesto, a los directores de la C.N.V., todos los cuales –es preciso resaltarlo- eran totalmente intercambiables en caso de disidencia con la orden, o en el caso de ser remisos al acatamiento", advirtió Bonadio.

En su momento, Vanoli había explicado que si el Banco Central perdió, como se sostiene, unos $ 55.000 millones a raíz de la operatoria de dólares a futuro, es por responsabilidad del gobierno de Mauricio Macri, que dispuso una "megadevaluación". Y que el Banco Central perdió plata por culpa de la devaluación que llevó adelante su sucesor, Federico Sturzenegger .

Embed
De hecho, el juez Sergio Torres tiene a su cargo otra causa impulsada por un grupo de diputados en la que están imputados Sturzenegger y el propio Bonadio, éste último por el delito de prevaricato.

De acuerdo a la resolución de Bonadio, entre septiembre y noviembre de 2015 el que vende casi en exclusividad es el Banco Central de la República Argentina (B.C.R.A.)" que cumplió "un doble rol: por un lado vendía casi en exclusividad los contratos de dólar futuro y era el que día a día fijaba el precio del dólar spot".

"Para poner un ejemplo en el que entre el azar y dos partes contrapuestas, podemos decir que cuando alguien juega en un casino al juego de la ruleta, juega contra la "banca -el dueño del Casino-" y si apuesta un pleno juega contra otros 36 (treinta y seis), tenemos entonces dos partes y el azar en esta situación de equilibrio. Pero si el cliente se da cuenta que la ruleta está descompuesta y siempre la bola cae en el número 11 se pierde el azar y el casino perderá indefectiblemente cada vez que se tire una ronda de apuestas", ejemplificó el juez.

Embed
En ese sentido, explicó que "desde una perspectiva estrictamente técnica y realizada por el Banco Central de la República Argentina (B.C.R.A.), entre septiembre y noviembre de 2015 podemos afirmar sin dudar que la ruleta estaba descompuesta y todos sabían que siempre salía el mismo número, aun el B.C.R.A".