El DT especialista en no descender, renunció luego de haber logrado que el equipo de Junín no perdiera la categoría. ¿La razón? No es futbolística.
Ricardo Caruso Lombardi dejó de ser este viernes el entrenador de Sarmiento de Junín por problemas personales, tras una larga reunión con los dirigentes de la entidad bonaerense, que aseguro la semana pasada su continuidad en la Primera División para la próxima temporada.

El principal inconveniente de Caruso es familiar, ya que su mujer le pidió que no se quede en Junín debido a que no podía mudarse con él, más allá de ser oriunda de allí, y además porque debía organizar otros negocios fuera del fútbol.

Embed
El DT se reunió por la mañana en un hotel céntrico de la Capital Federal con el presidente de Sarmiento, Fernando Chiófalo, y el tesorero, Diego Cifarelli, y allí les comunicó que cumplirá con la rescisión que ya había dejado firmada apenas asumió, hace poco más de dos meses atrás.

Caruso Lombardi, quien asumió con el elenco "verdolaga" complicado en la tabla de promedios, concluyó su campaña salvándose del descenso frente a Olimpo de Bahía Blanca, con un gol en el último minuto del volante Renzo Spinaci.

En total, el verborrágico DT dirigió 10 partidos, con un registro de tres victorias, cuatro empates y tres caídas.

Aún no hay nombres para sustituir a Caruso Lombardi, más allá de los contactos con Ricardo Zielinski (ex Belgrano de Córdoba), quien agradeció el llamado pero desistió.