Tamara Fernández es una modelo de la localidad de Centenario, que tras ganar el certamen para representar a la provincia a nivel nacional, fue sacada de la competencia acusada de ocultar que tenía una hija.
Tamara lleva varios años en el modelaje y sabía que en los concursos de belleza no quieren mamás. "Por eso, cuando me citan por Facebook, dije que no; pero insistieron y me dijeron desde la agencia que organizaba que no pasaba nada porque el contrato no dice nada sobre ser madre, así que no había que hacerle caso a eso", contó.

Fue a los primeros ensayos y le pidieron 500 pesos de inscripción. Decidió bajarse, preocupada por terminar perdiendo plata y tiempo. La llamaron, insistieron en que no había problema y le indicaron que tenía condiciones para ganar. Las otras participantes la conocían, al igual que los organizadores. Sabían que tiene una beba de dos años.

Embed
El miércoles por la noche, según publica este lunes el diario La Mañana de Neuquén, en el Casino Magic, los jueces la declararon ganadora. Estaba feliz, porque eso implicaba viajar a Buenos Aires y quizás llegar a una instancia internacional. También porque significaba un impulso a su carrera. "Estuve estudiando dos semanas, con ensayos hasta las 11 de la noche, y ese día me temblaba el cuerpo de la emoción", contó.

El jueves, mientras participaba de un evento de moda, la llamaron por teléfono y, en 10 segundos, derrumbaron sus expectativas. La frase fue breve: "Te bajaron del certamen; se enteraron de que sos mamá". Eso fue todo. No hubo más explicaciones.

Para Tamara, fue desconcertante. "Me sentí muy mal y después me enteré que en Facebook varias chicas habían empezado a contar de mi nena, me agredían, pero no creo que eso haya sido el verdadero problema", indicó.

Embed
"Yo siempre estuve con mi hija, no la escondí; por eso estoy molesta con los organizadores", manifestó y dijo que también le da bronca "que en un certamen así discriminen a las mamás".
"Cuando tuve a mi hija, varias me dijeron que era un error, pero mi bebé fue concebida con amor y hay tantas mujeres bellas de mi edad que tienen todos los requisitos; no es justo que no nos dejen cumplir nuestros sueños por ser madres", cuestionó.

Su pareja, Patricio, fue más allá: "Ese requisito es terrible, castigan a una chica por tener un bebé y favorecen a alguien que se hizo un aborto para seguir siendo modelo; no tiene sentido". En un mes, viajará a Buenos Aires la joven que quedó en segundo lugar. En las promociones de Miss Mundo Neuquén, borraron las fotos de Tamara. También cancelaron las notas de televisión y le advirtieron que no publique el video de su coronación, para no sufrir represalias. Los organizadores sabían que era modelo y mamá. Su pecado fue no esconderse.