Lo determinó la jueza Claudia Rodríguez Vidal por medio de una medida cautelar al hacer lugar a un pedido de los diputados de la alianza Cambiemos, Elisa Carrió y Fernando Sánchez.
La jueza en lo Contencioso Administrativo Federal, Claudia Rodríguez Vidal, hizo lugar este viernes a un pedido presentado por los diputados de la alianza Cambiemos, Elisa Carrió y Fernando Sánchez, y suspendió, vía una medida cautelar, a Ricardo Echegaray como titular de la Auditoría General de la Nación (AGN). La decisión fue consecuencia del procesamiento dictado ayer por el juez Claudio Bonadio contra el ex titular de la AFIP. “Es un obstáculo”, sostuvo la jueza al dictar la suspensión por tres meses.

En su resolución, la magistrada hace saber al Colegio de Auditores de la AGN, que “deberán abstenerse de otorgar actos que requieran la actuación del mismo; hasta que se resuelva el fondo del asunto del presente amparo”.

La suspensión cautelar dispuesta por la jueza tendrá un plazo de vigencia de tres meses, según indica la resolución. En ella no se analiza el fondo de la cuestión, ya que se trata de una cautelar, pero sin embargo, la magistrada deja asentada su posición. “Lo cierto es que el procesamiento dictado en la causa nº 12593/14 caratulada “Echegaray, Ricardo y otros s/falso testimonio”, por el juez Bonadio como responsable del delito de falso testimonio en carácter de instigador, en concurso real con el delito de violación de secretos, en carácter de coautor, “es sustento adecuado para que cautelarmente se disponga la suspensión de sus funciones en el cargo de Presidente de la Auditoria General de la Nación”, indicó la jueza.

La magistrada argumentó además que “aún cuando aquella resolución adoptada en la causa penal no se encuentre firme, la misma resulta obstáculo para su permanencia al frente del aludido órgano de control, y suficiente para adoptar dicho temperamento en el marco de este pronunciamiento de naturaleza meramente precaucional, en la medida que constituye precisamente el valladar que las cámaras del Congreso sostienen que no se habría sobrepasado al dictarse el acto de designación aquí cuestionado”.

La vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, y el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, habían firmado el jueves pasado una resolución para apartarlo de la AGN luego de que el juez Claudio Bonadio lo procesara en una causa en que se lo investiga por los supuestos delitos de falso testimonio y asociación ilícita.

"El procesamiento del juez Bonadio a Echegaray nos dio la herramienta legal que necesitábamos para poder sacarlo de la Auditoría" aseguró ayer Michetti
mientras desde el kirchnerismo le recordaban que el procesamiento aún no estaba firme.

A pesar de ello la titular de la Cámara de Senadores, no se preocupó en disimular la ansiedad del oficialismo en apartar a Echegaray de la AGN y aseguró que "la Constitución y las leyes nacionales no nos permitían hacerlo antes de contar con un procesamiento judicial".