El ex secretario de Obras Públicas tuvo un ataque de nervios cuando llegó a los tribunales de Comodoro Py, donde lo esperaba el juez Daniel Rafecas para indagarlo en una causa por enriquecimiento ilícito.

El detenido ex secretario de Obras Públicas José López impidió esta mañana ser subido al juzgado federal de Daniel Rafecas para ser indagado por supuesto enriquecimiento ilícito, al empezar a los gritos, intentar sacarse el casco y golpearse la cabeza en la alcaidía de Comodoro Py 2002.

Además, el ex funcionario pidió a los gritos cocaína y se mostró muy nervioso. Ayer, los médicos determinaron que estaba "apto para declarar" ante el magistrado que lo investiga en una causa que comenzó en 2008.

"Se le hizo una tomografía computada y no tenía lesiones. Se fue compensando y en condiciones, apto para declarar. Lo estamos externando. Está bien psicológicamente y neuronalmente", afirmó ayer el médico que atendió a López.