Al poco tiempo de recibir el cuerpo, los empleados de una cochería descubrieron que en el pantalón de la víctima había 15 mil pesos. Tras la extraña sopresa, devolvieron el dinero a los familiares.
El hombre murió tras sufrir un infarto. "Fue después que terminó de hacer el reparto de su panadería el domingo. Lo trasladaron al hospital pero ya nada se pudo hacer para salvarlo", contó un amigo de la víctima al portal La Brújula 24.

Embed
Más tarde, los empleados de una cochería en Punta Alta tomaron la noble actitud. Es que, tras recibir el cuerpo, encontraron 15 mil pesos en el pantalón de la víctima.

Embed
"Lo llevamos al lugar donde lo iban a velar desde esa misma noche, hicimos los trámites y, cuando estaban preparándolo para ser despedido por sus familiares y amigos, nos llamaron por teléfono para avisarnos que, en uno de sus bolsillos, había 15 mil pesos", detalló. Y agregó: "Abracé al personal y les agradecí el gesto".