En los últimos meses, en distintos supermercados se puede ver una enorme variedad de productos fabricados en otros países, algo que estaba limitado con el kirchnerismo. No obstante, CAME advierte que la liberación de las importaciones perjudica a las pequeñas y medianas empresas. "Esto ya lo vivimos", alertó el diputado José Ignacio De Mendiguren.
Las importaciones, especialmente de productos provenientes de mercados asiáticos, llenan las góndolas de los supermercados, pero reanudaron las dificultades de las pequeñas y medianas empresas locales, de acuerdo con un relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Según CAME a más de 300 industrias pequeñas y medianas del país, el 79% asegura que la apertura de las importaciones representa una amenaza para su empresa, mientras que el 49,5% dice que en el último trimestre se han visto claramente perjudicados, perdiendo ventas en manos de los productos importados.

Varios referentes kirchneristas se refirieron al aumento, entre ellos el ex presidente de la Unión Industrial Argentina y actual diputado nacional, José Ignacio de Mendiguren a través de una publicación en Facebook:

Esto pasa ahora: la mitad de la góndola de fideos, importados de Italia. Paquetes de yerba de Brasil. En mayo aumentaron 44% las importaciones de bienes de consumo (en cantidades, según Indec). Desarrollarse es llegar a producir bienes de capital y nosotros estamos importando cada vez más comida. No hace falta que nos cuenten el final de esta película: ya la vimos. Corrijo: ya la vivimos.

Embed
En mayo, según el Indec, las exportaciones sumaron u$s 5.345 millones, con un crecimiento interanual del 2,7%, mientras que las importaciones sumaron u$s 4.904 millones, con una caída de 1,8% respecto a igual mes de 2015.

El Indec registró una suba importante en la importación de Bienes de Consumo, del 28,8%. En este caso, los precios bajaron 10,8% interanual y las cantidades importadas treparon 44,6% el mes pasado.