Desde un hombre que corrió 120 metros con el cuerpo prendido en llamas hasta por una mujer que pasó su cuerpo varias veces a través de una raqueta de tenis.


Embed