Una joven de 21 años se salvó milagrosamente cuando su ex pareja le disparó un tiro en la cabeza, que ingresó por el parietal izquierdo, pero quedó "alojado de manera superficial".
El hecho se produjo pasadas las 21,30 del domingo, en una vivienda del barrio Unión y Fuerza del departamento de Maipú, en el Gran Mendoza, donde vive la mujer.

Embed
El agresor llegó a la vivienda y en un momento en que discutían sacó un arma, le disparó a la cabeza y huyó del lugar, según relató la joven a la policía, tras ser asistida en el Hospital Paroissien de Maipú.

De acuerdo con lo indicado por el Ministerio, en el centro asistencial constataron que la chica presentaba una "herida de arma de fuego en parietal izquierdo con orificio de entrada sin salida".

Embed
Los médicos procedieron a la extracción del proyectil, que "se encontraba alojado de manera superficial", señalaron las autoridades de Seguridad en un parte de prensa.

En la investigación estaba interviniendo la Oficina Fiscal número 10 de la Comisaría 10a, de Maipú. La información oficial no precisó si el acusado de haber perpetrado el ataque había sido detenido.