La cadena de hechos ocurrió este miércoles en Tolosa, cuando el menor le robó a un hombre en plena vía pública. A la media de estar en libertad, por ser inimputable, comenzó a atentar contra un predio policial.
El primer hecho se registró en las calles 17 y 526 a las nueve de la mañana cuando el menor interceptó a un hombre de 45 años y le robó sus pertenencias.

Como había un patrullero por el lugar, la víctima denunció el robo y el ladrín fue detenido a los pocos minutos.

Embed
En su poder, se incautaron los objetos robados al damnificado.

Se supo que del operativo participaron efectivos de la seccional 11ª, del Comando de Patrulla y de la Policía Local.

Por este caso, se iniciaron actuaciones caratuladas como "robo en grado de tentativa", con intervención de la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil en turno de La Plata, que dispuso su libertad, previa notificación, ya que se trata de un menor inimputable.

Sin embargo, media hora más tarde de haber regresado a la calle, el mismo chico volvió a cometer un ilícito.

Embed
Fue cuando comenzó a lanzar proyectiles contra la oficina de ingreso al predio del Círculo Policial, en las calles 18 y 526.

Producto de esa agresión, otra vez fue aprehendido y se le inició una causa por "daño y resistencia a la autoridad".

Sin embargo, terminado ese trámite, el adolescente volvió nuevamente con sus progenitores, que lo pasaron a retirar por la seccional de 530 y 14.

Según una versión, la madre del joven habría comentado ante la Policía que se encontraba tramitando una internación para su hijo, en algún centro especializado, porque, de alguna manera, reconoció que no podía controlarlo.