Una vecina de una institución infantil en Córdoba escuchó el llanto de los menores, de 2 y 4 años, y cuando se asomó por la ventana, vio la cruel escena: los dos niños estaban en medio del frío. El Municipio lo clausuró.
Una nena de 2 años y un nene de 4, lloraban sentados en el piso frío del patio del jardín, al parecer por haberse portado mal. Eso fue lo que vio el viernes último Marisa Pasayo, quien denunció el caso.

clausura jardín cordoba
Sin dudarlo, tomó varias fotos y esperó hasta que apareció una maestra que abrió una puerta y los hizo entrar de nuevo al edificio.

"Pensé en viralizar esto para que no vuelva a suceder", dijo Pasayo a Teleocho Noticias, en Córdoba. El municipio aplicó clausura preventiva del jardín.