La policía allanó una casa en el barrio porteño de Palermo, en la que secuestró 25 smartphones, 13 pantallas táctiles y 16 baterías, entre otras partes del costoso celular. Sospechan que los delincuentes vendían por Internet los componentes.

Efectivos policiales desbarataron a una banda dedicada a robar iPhones para luego revenderlos. El operativo se realizó en una vivienda del barrio de Palermo.

En el allanamiento –realizado en Gorostiaga al 1500- los policías detuvieron a un hombre acusado de ser el líder de la banda delictiva.

Embed
Además se secuestraron 25 iPhones de varios modelos, 13 pantallas táctiles, 16 baterías, dos bolsas con componentes, 20 carcazas, una bolsa con micrófonos de celulares, memorias y 27 microchips de distintas compañías.

Los investigadores sospechan que el acusado se dedicaba a la venta de celulares marca iLa Phone robados y también de sus piezas, provenientes también de equipos hurtados, en el mercado electrónico.