Sorpresivamente apareció un nuevo nombre que estuvo junto al cuerpo técnico de la Selección argentina, encabezado por el ya ex DT Gerardo Martino, durante la última Copa América Centenario.
Se trata del ex Puma, Federico Todeschini, quien se desempeñó como "motivador" del conjunto que una vez más quedó en la puerta de una consagración al caer en la final frente a Chile por penales.

"La idea era ser el nexo entre los jugadores y el entrenador. Contarles los valores que adquirí en el rugby, en Los Pumas y en Europa, para poder aplicarlas después dentro de la cancha. Fueron 35 días de una experiencia súper positiva", confesó el experto en coaching en diálogo con FM Milenium.

La información no deja de llamar la atención, ya que pocos (por no decir nadie) sabían de la incursión del ex rugbier en el mundo del fútbol. "No lo sabía nadie. Tratamos de que pasara desapercibido para no generar un ruido que no hacía falta", explicó el hombre de 40 años.

Más allá de esto, el Ninja relató cómo se vivieron los momentos posteriores a la frustración tras la tanda de penales: "Había una tristeza muy grande. Estábamos convencidos de que hicimos todo para lograrlo y el golpe fue muy fuerte. En ese momento no se habla, nada podía consolar el dolor de cada uno de los jugadores".

Puma.jpg
Todeschini tuvo una gran labor en Los Pumas en la Copa del Mundo de Francia 2007, donde se desempeñó como apertura y convirtió un try. Allí, los argentinos consiguieron un histórico tercer puesto.