Ocurrió en el Paseo de los Ingleses, en la zona costera de Niza, Francia, durante los festejos por un nuevo aniversario de la Revolución Francesa. Dejó además decenas de heridos. Las autoridades le pidieron a la gente que no salga de sus hogares y ya hablan de un atentado.

Embed

Embed
Las personas se habían congregado en el lugar por un show de fuegos artificiales organizado por la municipalidad local en ocasión de un nuevo aniversario de la toma de la Bastilla que dio inicio a la Revolución Francesa el 14 de julio de 1789. También se habrían registrado disparos.


El canal francés BFM informó que el camión estaba cargado con armas, según el presidente de la región, Christian Estrosi.

Prêtre afirmó que el camión circuló dos kilómetros en medio de la multitud que estaba reunida en el Paseo de los Ingleses para la fiesta nacional, por lo que llegó a alcanzar a decenas de personas.

La Prefectura del departamento de Alpes Marítimos se refirió al hecho como un atentado y pidió a la población que no salga. El fiscal antiterrorista de Francia, Francois Mollins, por su parte, dijo hoy que "todo indica" que el atropellamiento de decenas de personas en la sureña ciudad de Niza se trata de un atentado.

Tras arremeter contra la multitud, el chofer del camión se atrincheró armado en un restaurant de la zona y tomó rehenes.

El presidente francés François Hollande regresó de urgencia desde Avignon y se sumó al comité de crisis reunido en el Ministerio del Interior.