La policía requisó una camioneta que fue secuestrada el sábado y encontró un animal faenado en el interior. Al revisar el vehículo, la policía halló la cabeza de un caballo oculta en el motor. LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DEL LECTOR.
El responsable de Seguridad Vial, Miguel Elifonso, detalló que el procedimiento comenzó el sábado, tras detectar a una camioneta Ford F-100 sin luces traseras que circulaba por Ruta N°151. Antes de llegar al destacamento, los ocupantes se dieron a la fuga por un camino rural.

Tras media hora de persecusión, la policía dio con el vehículo abandonado y lo trasladó al puesto caminero de Barda del Medio (Río Negro), donde se realizó este lunes la requisa.

caballo descuartizado.jpg
Foto: <i>diario La Mañana de Neuquén</i>. <br>
Foto: diario La Mañana de Neuquén.
La sorpresa fue grande cuando en el interior de la F-100 encontraron la carne de un caballo faenado, oculta tras el respaldo de los asientos y la cabeza del animal en el motor. Además se constató que la camioneta registraba un pedido de secuestro por robo en Río Negro.

Embed