El mediocampista del Seleccionado Sub-23, Manuel Lanzini, se perderá los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro debido a un esguince en la rodilla izquierda y su lugar lo ocupará el delantero de Boca, Cristian Pavón.
Lanzini sufrió el esguince en el partido amistoso ante Colombia, el primero que jugó el Seleccionado que dirige Julio Olarticoechea en Estados Unidos, y aún no logró recuperarse, por lo que el cuerpo técnico decidió que lo mejor era citar a un jugador que esté en buena forma física.

Embed
Ahora, la AFA comenzará los trámites formales para convocar a Pavón, que realiza la pretemporada con Boca y era uno de los cuatro jugadores de reserva que había incluido Olarticoechea.

Embed