Tras perder a su esposo, Justine McCabe, de 31 años, engordó más de 45 kilos. Pero decidió hacer un cambio radical: empezó a hacer ejercicios y comer sano. Su cambio de imagen conquistó las redes.


"La muerte de mi marido fue realmente dura y horrible, peor porque mi mamá había fallecido no mucho antes. Que alguien a quien amas cometa un suicidio y las consecuencias de ello es una de las cosas más horribles por las que puedes pasar", explicó en Instagram.

Al perder a su esposo, la mujer -que tiene dos hijos, de 12 y 9 años- se refugió en la comida. En solo pocos meses logró pesar más de 140 kilos. Fue así hasta que un dìa decidió hacer una cambio radical en su rutina: empezó a hacer ejercicio, comer más sano y menos cantidades.

Creó una cuenta en Instagram para dar cuenta de su desafìo y publicar fotos para mantenerse motivada. Lo logró: yendo al gimnasio y comiendo sano, bajó 35 kilos después de 6 meses. A finales del año pasado perdió otros 22 kilos y ahora espera bajar otros 9 para lograr su peso ideal.

Justine McCabe logró así mejorar su estilo de vida y salud. Ahora, tiene nuevos desafíos: "Tengo cuatro carreras de obstáculo, quiero escalar montañas, hacer paracaidismo, saltar en bungee y viajar", se puede leer en un post que compartió en Instagram.