Walter Joel Ovejero, de 21 años, fue liberado por la Justicia, mientras que Miguel De Paola, su tío, de la misma edad, permanece arrestado. "Yo estaba mirando televisión", aseguró por Radio 10.
De Paola reconoció ser el autor de los mensajes, y quedará detenido por "intimidación pública agravada por la ley de terrorismo".

La jueza María Romilda Servini contestó los pedidos de excarcelación que habían formulado las defensas de los tuiteros, en el marco de las indagatorias concretadas este lunes.

El joven que recibió la excarcelación se llama Walter Joel Ovejero, de 21 años, habló este miércoles con medios televisivos, mientras que Miguel De Paola, su tío, de la misma edad, permanece arrestado.

"Usaron mi computadora para mandar dos tuits desde mi casa", dijo el joven, que agregó sobre su familiar: "Estoy mal por mi tío porquie él está pasando por una situación muy fea que no se la deseo a nadie".

Embed
"Era una broma pero se me fue de las manos", fueron las palabras que según Ovejero le dijo De Paola cuando este le consultó por lo que estaba pasando.

"En el momento en que se mandaron los tuits yo estaba en la estufa mirando televisión", detalló el recientemente liberado, que agregó: "Creo que es una broma porque él es de hacer bromas. "Yo estoy muy tranquilo porque en mi computadora y en mi celular, no van a encontrar nada de lo que se está investigando", remarcó.

Los jóvenes estaban acusados de difundir durante todo el viernes mensajes amenazantes bajo el hashtag "Pray for Argentina" -"oren por Argentina" en inglés- y daban datos sobre la supuesta facilidad que podrían encontrar grupos terroristas para atacar distintos objetivos en la ciudad de Buenos Aires.

Al ser indagados, Ovejero se declaró inocente y deslindó la responsabilidad en su tío, mientras que De Paola reconoció haber sido el responsable de los mensajes.