El 10 estaría reconsiderando volver a vestir la camiseta celeste y blanca. "No hay decisión todavía: lo que hay es una reunión", dicen desde la familia Messi. El futuro es incierto.
Apenas fue conocida la designación de Edgardo Bauza como nuevo entrenador de la Selección argentina, el Patón se planteó un objetivo central: convencer a Messi de que vuelva a vestir la camiseta de su país. "Viajaré a Barcelona", anunció el director técnico y muchos se preguntaban si Leo lo recibiría. Hasta que se confirmó: planea recibirlo e, incluso, evalúa aceptar que lo convoquen.

Embed
"No hay decisión todavía: lo que hay es una reunión", dicen desde la familia Messi. Según pudo saber el sitio Goal, Bauza ya tenía un plan entre manos. El Patón lo habló con su gente y a Bruno Militano, su preparador físico, se le ocurrió una idea. Ató cabos, unió pensamientos y se le ocurrió reunirse, vía su preparador físico, con los dos hermanos de Messi. Ellos aseguraron que el 10 no tenía problemas personales con el entrenador. No era la voz de Jorge, el padre del crack, pero era algo.

Embed
Para intentar convencerlo, desde la Comisión Normalizadora buscaban darle el gusto a Messi y contratar a Sampaoli, el preferido del 10. Sin embargo, Bauza parece haberle cerrado al jugador del Barcelona, que no tendría problemas con el Patón.