La Peque fue la mejor de todas en Judo -48kg y se quedó con la presea dorada. Emocionada, la bonaerense, que también es médica, habló con la prensa apenas culminó el hecho histórico. Escuchá sus palabras.
La judoca argentina Paula Pareto, flamante campeona olímpica en Río de Janeiro, confió hoy que aún no puede "creer" haber ganado la medalla de oro y que el resultado es "fruto de la confianza en el trabajo".

Pareto dorada
"Siempre me tengo fe, pero sabía que era muy complicado. Todavía no lo puedo creer. Esto es fruto de la confianza en el trabajo", enfatizó Pareto minutos después de la victoria más importante en la historia del judo argentino.

Apenas terminó la pelea, Pareto rompió en llanto y corrió para abrazar a su entrenadora, Laura Martinel, quien le gritaba que era "leyenda". Después también corrió y abrazó al numeroso grupo de familiares y deportistas que la alentó durante todos sus combates.