Un adolescente, de 14 años, fue sorprendido por dos delincuentes cuando jugaba con la aplicación del momento en una plaza de la ciudad de Neuquén. Aprovecharon que estaba distraído, lo amenazaron con un cuchillo y le arrebataron el smartphone.
El robo fue cerca de las 15 del domingo cuando un adolescente, de 14 años, estaba jugando al Pokémon Go y caminaba por el centro de la ciudad de Neuquén con la atención puesta en la pantalla de su celular de alta gama.

Embed
El ataque fue sobre la diagonal 9 de Julio y Elordi. A una cuadra, está la Plaza Güemes, donde funciona un "gimnasio Pokémon", en el que los jugadores pelean de manera virtual.

Cuando caminaba con el teléfono en la mano e intentaba cazar una criatura de Pokémon Go, otros dos adolescentes lo seguían sigilosamente, esperando la oportunidad para sorprenderlo y arrebatarle el aparato de alta gama, según informa La Mañana de Neuquén.


Embed
Una vez que pudieron acorralarlo, los delincuentes sacaron un cuchillo y lo amenazaron para que les entregara el teléfono. Asustado y sin nadie que lo ayudara, el chico no tuvo otra opción que darles lo que le pedían para que no lo lastimaran.

Los ladrones tomaron el botín y se dieron a la fuga de inmediato. El adolescente llegó a su casa una hora más tarde, angustiado, sin celular ni Pokémon. Tras relatarle entre lágrimas el hecho a su padre, éste decidió llamar a la Policía y realizar la denuncia correspondiente en la Comisaría 1ª.

Embed
Según aseguraron fuentes consultadas, el joven habría reconocido a sus atacantes como adolescentes de su misma edad.