El menor sufrió un traumatismo de cráneo y quedó internado en terapia intensiva en un hospital de Neuquén. Los padres denunciaron que los dueños del salón de fiestas no se hicieron cargo del accidente.
Un nene de 8 años está internado en grave estado en el hospital Castro Rendón de Neuquén, luego de caerse en un pelotero y sufrir un traumatismo craneal mientras participaba de un cumpleaños.

El hecho ocurrió el pasado viernes en un local de diversiones, ubicado en Río Negro al 500. La víctima había asistido a ese lugar para participar de los festejos de cumpleaños de un amigo.

Embed
El chico estaba jugando en una canchita montada en la planta superior del pelotero cuando uno de los nenes pateó la pelota, que traspasó la red de protección y fue a parar a un cielorraso.

El nene fue a buscar la pelota a través de un hueco en la red de protección, que no estaba lo suficientemente sujeta como para impedir que los chicos la crucen. Sin embargo, cuando pisó el techo, el bloque de cielorraso se desplomó con el menor, quien terminó golpeándose la cabeza tras caer de tres metros de altura.

Los padres del nene informaron que su hijo tiene traumatismo craneal con hematomas internos. Si bien está estable, aún hay que esperar otras 24 horas para ver su evolución. "Por suerte no hay daños cervicales ni en la columna", contó Fernando Imaz, el papá del chico herido.

Además, denunció que los dueños del pelotero no se hicieron cargo del accidente y nunca se acercaron al hospital para informarse del estado de su hijo.

Imaz también cuestionó la demora con que la ambulancia privada, contratada por el comercio, llegó al lugar del accidente. "Parecía que fueron a tratar un caso de un brazo roto. Mientras tardaban en llegar, mi hijo convulsionaba", se quejó.