Un boxeador de Namibia fue detenido en Río de Janeiro por la policía local, imputado de haber intentado abusar de una camarera de la Villa Olímpica de la zona de Barra de Tijuca, donde se alojaba mientras se desarrolla la 31ra. edición de los Juegos Olímpicos.
Se trata de Jonas Junias, de 22 años y abanderado de su país en la ceremonia de apertura del evento el pasado viernes en el estadio Maracaná, quien fue denunciado por una trabajadora del edificio que indicó que el deportista le ofreció "dinero por sexo".

La víctima radicó la denuncia y el deportista fue derivado por la Policía civil a la 42da. DP (Dependencia Policial) de la zona de Recreio. De allí será llevado al Complejo Penitenciario de Bangú.

A menos que presente un hábeas corpus y tenga un resultado favorable en la apelación, Jonas se perderá la chance de debutar en la cita olímpica, prevista para el jueves próximo ante el francés Hassan Anzille.

Según el Código Penal Brasileño, el crimen de "estupro" (tal la tipificación de este delito) es cometido cuando cualquier persona "pretende forzar a la víctima a cometer un acto carnal o libidinoso".

El boxeador namibio no es el primer acusado en este tipo de denuncias. La semana pasada, un púgil oriundo de Marruecos, Hassan Sada, fue preso "en suspenso" por el mismo motivo, luego de haber sido denunciado por dos camareras.