Tras los masivos cacerolazos el ministro del Interior admitió en Radio 10 que "hay angustia y descontento en gran parte de la población" aunque aseguró que las decisiones adoptadas por el gobierno ayudarán "a salir adelante". Y sentenció: "Hay que ser muy claro la judicialización del tema tarifas no significa que no se las vaya a pagar en algún momento".
El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, reconoció este lunes que merced del tarifazo en los servicios públicos dispuesto por el gobierno de Mauricio Macri "hay mucha gente que la pasa mal". En diálogo con Radio 10, Frigerio aseguró estar "atento a lo que pasa en la calle porque eso forma parte de nuestra responsabilidad. Hay mucha gente que la pasa mal al haberse planteado el tema con crudeza de la tarifas públicas, plantearlo con la verdad, de cara a la gente".

A pesar de la asegurar comprender la preocupación popular por el aumento de las tarifas de los servicios públicos, Frigerio advirtió que "la judicialización del tema tarifas no significa que no se las vaya a tener que pagar en algún momento". Días atrás Marcos Peña se había pronunciado en el mismo sentido y había asegurado que "tarde o temprano se va a tener que pagar el aumento".

"Hay que saber leerlo y actuar en consecuencia" siguió Frigerio y explicó "por eso esto de la tarifa social y otras medidas parciales para una parte de la población que no la pasa bien pero que tiene esta doble sensación de que están pasando un momento difícil pero que se va por el buen camino y van a estar mucho mejor".

En cuanto a la disparada de la inflación Frigerio aseguró que "hay que trabajar sobre los mercados concentrados y en defensa de la competencia. Son instrumentos que estaban en desuso, hay que trabajar con la fuerza del Estado que se había desmantelado estos años. Nos encontramos con un Estado desmantelado sin capacidad de ejercer en plenitud sus capacidades".

Rogelio Frigerio en Radio 10.wav
Y sentenció: "Tenemos la responsabilidad de dar respuesta a la gente y en paralelo reconstruir el Estado. Las fuerzas del mercado no siempre van en beneficio del conjunto de la sociedad y para eso está el Estado pero se necesita un Estado activo, ágil e inteligente".

Negó además que la obra pública se haya frenado desde la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada. "La mitad de la obra pública estaba frenada desde el año pasado. La mitad no había recibido un solo peso y además había mucha corrupción detrás. El presidente nos invita permanentemente a agilizar la obra pública. Pero tenemos el compromiso de cuidar el dinero de la gente. No puedo acelerar los pagos como se hacía antes sin control, sin saber a quién se le pagaba y sin verificar que la obra estuviera hecha. El déficit en infraestructura pública en Argentina es enorme, tenemos que hacer además una revolución desde el punto de vista de la transparencia. Eso es lo que nos pide la gente".

Frigerio consideró que todavía no es tiempo de hacer un balance sobre el camino transcurrido desde la asunción de Macri. "Hay que hacerlo a fin de año" dijo y aseguró que hay "que seguir trabajando para ir bajando la pobreza".