Paloma jugaba en la vereda de su casa cuando el vegetal se desplomó sobre ella. Los vecinos habían pedido a la Municipalidad que lo podaran porque estaba podrido.
Una nena de dos años murió al ser aplastada por un árbol cuando jugaba en la vereda de su casa, en el partido bonaerense de Merlo, donde su familia denunció que habían pedido a la Municipalidad que lo sacaran por el peligro que representaba.
Embed
La tragedia se desencadenó el viernes último y la víctima, de nombre Paloma, fue rescatada con vida, aunque murió minutos más tarde en el hospital Eva Perón.

"Estaba viva cuando la pudimos sacar de abajo del árbol"
, contó su abuelo en declaraciones televisivas. Según dijo, los médicos "le pusieron 40 inyecciones, la revivieron, bajaban y subían sus pulsaciones" hasta que "la desconectaron después de 50 minutos".
Embed
"Me cansé de pedir que lo corten al árbol... Ahora a mi hija no la tengo, no me la va a devolver nadie a mi bebé", afirmó por su parte Oriana, su mamá, en medio del llanto.