El esperado UFC 202 del próximo sábado ya calentó motores en una conferencia previa en la que el irlandés Conor McGregor y el estadounidense Nate Díaz protagonizaron un escándalo que incluyó insultos, agresiones y hasta botellazos.
Díaz, vencedor de McGregor en el primer duelo que tuvieron en el UFC 196 del último 5 de marzo, se retiró del lugar luego de cruzarse varias veces de palabra con el siempre controvertido irlandés.

Sin embargo, mientras se marchaba, siguió cruzando insultos con su rival hasta que, sin ningún tipo de reparo, le lanzó una botella de plástico que tenía en la mano. Lógicamente, ahí todo se desmadró.

Diaz McGregor
Lejos de amilanarse, McGregor se levantó de su silla y respondió al botellazo arrojando todo lo que tenía a su paso, mientras insultaba a su rival y toda la gente que lo acompañaba. Después del momento tenso, las aguas se calmaron y el hecho no pasó a mayores.

Díaz y McGregor protagonizarán el combate estelar de la esperada velada del próximo sábado en Las Vegas, que significará la revancha de la pelea realizada en marzo. Y parece que, una vez más, el clima estará muy caliente.