Usain Bolt sigue cautivando al mundo entero, aunque en las últimas horas poco tuvo que ver su exposición con su brillante labor en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde sumó tres medallas doradas a su floreado currículum.
El atleta jamaiquino cumplió 30 años el último domingo y los festejos estuvieron a la altura. A la polémica por los videos que se difundieron bailando acaloradamente con una chica en un boliche carioca (y a las posteriores fotos que publicó otra joven en la cama con él) se le suma ahora un nuevo episodio festivo.

El mismo tuvo lugar a varios kilómetros de Río, precisamente en Londres, donde fue visto nuevamente en una discoteca en la que, según publica el diario inglés Mirror, gastó miles de libras en tragos, se animó a cantar en vivo y se llevó, lógicamente, todos los flashes.

Embed
Cerca de las 5.30 de la mañana, el atleta abandonó el boliche y, según puede verse en las fotos, un grupo de chicas hizo cola para tomarse un taxi y seguir el auto que lo transportaba, por lo que parece que la noche no terminó ahí para el hombre más veloz del mundo.

Bolt.jpg
Bolt.jpg