El crack argentino terminó el encuentro frente al Athletic Bilbao con algunas molestias y se sometió a diferentes estudios, que arrojaron una dolencia en el pubis que no le impide viajar para sumarse al Seleccionado de cara a la doble fecha de Eliminatorias.
El trabajado triunfo del Barcelona en San Mamés del último domingo significó un fuerte trajín para el rosarino, que fue muy castigado por los jugadores rivales y finalizó el cruce bastante dolorido.

Messi llegó en su auto a la Ciudad Deportiva del Barcelona para someterse a una revisión médica, lo cual disparó el enigma sobre una eventual baja, pero el temor se disipó a las dos horas cuando se informó que las molestias en el pubis son propias del comienzo de temporada.

"Ese dolor irá remitiendo con el tiempo", informó el diario deportivo Marca, luego de terminada la revisación.

Entonces, Messi viajará en las próximas horas para sumarse a la Selección argentina de cara a la doble fecha de Eliminatorias Sudamericanas ante Uruguay y Venezuela.