Aunque se activó la alarma, los delincuentes tuvieron una hora y media para apoderarse de todo lo que encontraron dentro del jardín 943. Es el tercer robo en un mes. Los chicos se quedaron sin clases.
Por tercera vez en el mismo mes, delincuentes robaron un jardín de infantes en la ciudad de Mar del Plata y se llevaron hasta las témperas, por lo que los alumnos se quedaron sin materiales de trabajo.

Los delincuentes rompieron las rejas y se llevaron distintos objetos de valor del establecimiento educativo, ubicado en frente al autódromo local.

"La alarma sonó a las 23.10 y a las 0.30. En ese tiempo y dicho por el propio comisario de la Comisaría undécima, un móvil se acercó al lugar y desde afuera y a pesar que había una reja arrancada, supuso que `estaba todo bien´, sin embargo adentro estaban los ladrones, llevándose lo poco que nos quedaba", afirmó con amargura Fernanda, vicedirectora de la institución educativa, en diálogo con el portal 0223.

La docente contabilizó como el tercer robo en lo que va de agosto y el quinto desde que comenzó el 2016. El pasado año, este jardín de infantes provincial de 39 y 223, frente al Autódromo, había sufrido tres robos.

Embed
Los ladrones ingresaron por una ventana y se llevaron una escalera de aluminio, un equipo de música, y una computadora que había sido donada. También se llevaron libros infantiles y hasta las temperas.

Por este hecho, las clases del turno mañana están suspendidas y se evalúa el dictado de clases para lo que resta del día para los más de 190 pequeños de 3 a 5 años.

"Se robaron la ilusión de los chicos porque por los robos han perdido días de clases. Y no queremos dar esta imagen de la sociedad a los chiquitos. La educación debería ser protegida por el Estado y eso no ocurre", reclamó la maestra.