El Titular de la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte (APreViDe), Juan Manuel Lugones, confirmó que el partido entre Olimpo y Lanús, por la segunda fecha del Campeonato de Primera División, se jugará con público visitante, con lo cual culminará una prohibición que comenzó en julio de 2013.
"La semana que viene algunos partidos contarán con público visitante. El primero será el que jugarán Olimpo y Lanús", afirmó Lugones en diálogo con TyC Sports, en alusión el encuentro que se jugará en el estadio Roberto Carminatti de Bahía Blanca.

El directivo del APreViDe deslizó que los encuentros Banfield-Colón de Santa Fe; Independiente-Godoy Cruz de Medoza, Estudiantes de La Plata-Sarmiento de Junín y Defensa y Justicia ante San Lorenzo, también de la segunda fecha del Campeonato, "podrían tener visitantes".

Lugones contó que en los últimos tres años "no tuvimos incidentes con ninguno de los equipos de la Provincia de Buenos Aires", por esa razón, se tomó la decisión de que sean los elegidos para dar el puntapié inicial y resaltó: "En esta primera etapa vamos a llevar al público visitante a los partidos de Primera División".

"Hablamos con los dirigentes de fútbol, sobretodo en el Ascenso, porque sabemos que no pueden pelear contra los barras", dijo Lugones, que destacó: "Les dijimos que ellos tienen el cuchillo en el cuello, pero si quieren cubrir a los barras los vamos a tratar como barras. El estado no puede pactar con los delincuentes".

Finalmente, el dirigente reconoció que "en el resto de las categorías tenemos algunos inconvenientes, porque hay clubes que no tienen la infraestructura para albergar a los visitantes".