Es en el marco de la causa que investiga el origen de los fondos que fueron sustraídos de la casa de la vicepresidenta Gabriela Michetti en noviembre del año pasado.
La fundación SUMA entregó este jueves a la Justicia todos sus libros contables, de acuerdo a un pedido efectuado por el juez federal Ariel Lijo en la causa en la que se investiga el origen de los fondos que fueron sustraídos de la casa de la vicepresidenta Gabriela Michetti en noviembre del año pasado.

Ayer, el juez dispuso una "orden de presentación" en la Fundación que preside Michetti
, pero como los libros contables no estaban en el lugar, se pactó que los mismos fueran entregados este jueves a primera hora en el juzgado en los tribunales de Comodoro Py.

El trámite se cumplió hoy y ahora serán sometidos a investigación, según confirmaron fuentes judiciales.

Al salir de su casa esta mañana, la funcionaria declaró: "Todo está en la Justicia. Tengo la paz y la tranquilidad de haberme manejado siempre con la verdad, la honestidad y la integridad".

En tanto el juez analiza las declaraciones juradas que la AFIP le envió sobre la fundación y las donaciones recibidas por 4.100.000 pesos, según consta en la documentación. También evalúa toda la documentación aportada por la Inspección General de Justicia respecto de la Fundación SUMA y otras vinculadas al PRO.

Embed

La vicepresidenta fue denunciada para que se investigue el origen del dinero que fue robado de su casa el 22 de noviembre del año pasado, el día en que fue electa la fórmula presidencial de Cambiemos.

El juez también requirió a la Unidad de Información Financiera (UIF) que, "con carácter de urgente", comunique si se han reportado operaciones sospechosas o se ha iniciado alguna investigación relativa a operaciones de lavado de dinero en relación a la actividad financiera de la fundación SUMA También libró pedidos al Banco Central para que informe sobre cuentas, plazos fijos y productos bancarias de la organización.