El juez Benedicto Correa, en el Quinto Juzgado de Instrucción sanjuanino, analiza si el entrenador de rugby infantil Gerardo Alferillo cometió abusos sexuales contra otros cuatro menores.
La semana que viene será clave para determinar si hay o no más de una víctima. Es porque el fiscal Daniel Guillén le pidió al juez Correa que cite a declarar a los padres de otros cuatro menores de edad que podrían haber sido víctimas del Alferillo, conocido como el "Toca Huevos" o el "Polilla".

Según el portal Tiempo de San Juan, el dato sobre esas otras posibles víctimas surgió de las declaraciones de la madre del menor de 15 años que abusó el entrenador de rugby.

Embed
Cuando la mujer ratificó la denuncia en sede judicial dio nombres de otros menores que podrían haber sido manoseados por Alferillo, de acuerdo a lo que la madre de la víctima escuchó cuando estalló el caso de su hijo y a lo que ella dedujo cuando descubrieron en el teléfono celular de su hijo los abusos a los que lo había sometido el entrenador de 27 años.

De la declaración de esos cuatro padres se sabrá si hay o no más víctimas. En primer lugar, se conocerá si hubo tocamientos o actos de abuso sexual de Alferillo para con esos otros chicos.

Embed
En segundo lugar, en el caso de que haya delito, todo depende de los padres. El abuso sexual es un delito de instancia privada. Eso significa que, aunque haya menores abusados, si los padres no quieren denunciar la Justicia no puede avanzar.

Alferillo está acusado de abusar de un menor de 15 años, hermano de un alumno suyo en el club Huazihul. La imputación es por corrupción de menores, un delito que tiene una pena de 3 a 10 años de prisión.

entrenador rugby abuso.jpg