Después que el juez le negara la eximición de prisión y la policía realizara varios allanamientos, se presentó en una comisaría de Juan junto a su abogado. Está sospechado de abusar de un menor de 15 años.
Gerardo Alferillo, conocido como el "Toca Huevos" o el "Polilla", se entregó en las primeras horas de este martes en la división Seguridad Personal en la Central de Policía, presionado por los allanamientos constantes que los efectivos hicieron en los distintos lugares donde se estuvo ocultando desde el viernes último, cuando el juez Benedicto Correa ordenó detenerlo por el abuso sexual a un chico de 15 años.

Embed
El abogado Leonardo Villalba había apelado ante la Cámara Penal la negativa a la excarcelación del juez Correa. Todo indicaba que el entrenador no se iba a presentar hasta que el tribunal superior decidiera si le daba o no la libertad mientras sigue la investigación del abuso. Pero, al parecer, no soportó la presión de estar en la clandestinidad, según el portal Tiempo de San Juan.

Alferillo aún no declaró y está imputado de corrupción de menores simple, cuyo delito tiene una pena que va de los 3 a los 10 años de prisión. Y el fiscal Daniel Guillén se había opuesto a que siguiera libre, porque no descarta que entorpeciera la investigación o que aparecieran más víctimas.

Embed
Alferillo está acusado de abusar de un menor de 15 años, hermano de un alumno suyo en el club Huazihul.