Argentina venció al equipo oceánico por 7-3 en su segundo partido en el Mundial de futsal, pero la nota la dio Elliot Ragomo, que se quebró ante los periodistas al hablar de la humildad de su país.
"No sé cuánta gente habrá visto el partido en Argentina, pero en Islas Salomón cada persona, el país entero, nos habrá visto jugar. Así que no me importa el resultado, me importan las sonrisas que damos a nuestra gente. Ningún dinero puede pagar eso", detalló Ragomo entre lágrimas, en medio de un discurso conmovedor.

Islas Salomon