Gustavo Poyet, el entrenador uruguayo del Betis, se quejó aireadamente por un gol mal anulado a su equipo en el clásico ante Sevilla (triunfo de los de Jorge Sampaoli por 1 a 0) y arribó a la rueda de prensa con su computadora personal para marcar el error.
"Cuando es tan claro, no puedo ir con el árbitro. Llevamos 5 jornadas de Liga y estoy harto. Una decisión decidió el partido", exclamó el entrenador, mientras instaba a los periodistas a mirar en su propia computadora la repetición de la polémica jugada.

En la repetición se ve claramente como Alex Alegría, autor del tanto anulado en cuestión, estaba perfectamente habilitado, por lo que las protestas de Poyet no estaban para nada erradas.

Alex Alegria Fuera de juego Gol Offside Goal Sevilla Vs Real Betis (1-0) [20-09-2016].mp4
"Si digo algo me suspenden; hay que ser honesto en la vida. Tengo que tener mucho cuidado con lo que digo porque ya van muchas de árbitros. Espero que hablen de esto y no de tonterías", remató un indignado Poyet.