Desde APLA apuntaron contra Lopetegui a quien acusan de empujar al gremio a nuevas huelgas con el objetivo de favorecer a las aerolíneas internacionales. Desde el gremio advirtieron que ante la falta de respuesta podrían adoptar medidas de fuerza en el transcurso de esta misma semana.
Las negociaciones entre la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y Aerolíneas Argentinas debido a que, según indicaron desde el gremio, durante el encuentro que celebraron el martes pasado las partes en la sede de la línea de bandera ubicada en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery, la empresa no acercó ninguna propuesta de mejora salarial.

"Nos convocaron a una reunión donde no nos plantearon ninguna propuesta", aseguró el titular de APLA, Pablo Biró, a la vez que dejó abiertas las puertas a una nueva medida de fuerza "en el transcurso de esta semana". Biró adjudicó la postura empresarial al coordinador económico del gabinete nacional, Gustavo Lopetegui, a quien acusó de "empujar" al gremio a "nuevas huelgas" y de favorecer a las aerolíneas internacionales.

Ante la falta de avances de las negociaciones, APLA envió una comunicación interna a sus afiliados donde destaca que "lamentablemente, los directivos de Aerolíneas Argentinas se excusaron de dar tratamiento a los temas en cuestión alegando que no los habían podido estudiar en profundidad pese a habernos citado a estos fines".

Embed
El texto agrega que "a esta altura, a meses de haber iniciado el diálogo entre las partes, ya no queda en claro si esta respuesta es muestra de una provocación o de la propia ineptitud de los representantes de la compañía", a la vez que finaliza señalando que "ante esta nueva instancia sin avances en las negociaciones, les solicitamos mantenerse atentos a posibles medidas gremiales a lo largo de la presente semana".

Los pilotos aducen que desde septiembre del año pasado no tuvieron incrementos salariales y reclaman una recomposición salarial del orden del 45 por ciento, acorde con la inflación interanual que alcanzó ese porcentaje hasta el momento.

Tras haber sido facultado por una asamblea el Consejo Directivo de APLA a disponer las medidas que considere pertinentes en defensa de los intereses de los pilotos, el jueves pasado, al concluir a las 20 la conciliación obligatoria que había dictado el ministerio de Trabajo, se llevó a cabo un cese de actividades hasta el viernes al mediodía, lo que generó la cancelación de numerosos vuelos.

Embed