El Banco Central sancionó la reglamentación que permite la utilización de aplicaciones para realizar la operación sin necesidad de presentar el documento físico en la ventanilla o en un cajero automático.
Se prevee que el sistema comience a funcionar a partir del 1 de noviembre cuando los bancos puedan ofrecer la posibilidad de depositar a través de aplicaciones para los celulares homebanking o cualquier otro mecanismo provisto por las entidades que permita enviar electrónicamente las imágenes del frente y dorso del cheque.

Embed
El único requisito, es que los cheques depositados por esta vía deberán contener la leyenda "presentado electrónicamente al cobro" en ambas caras.

El Banco central apuntó que se trata de un mecanismo que en Estados Unidos funciona desde 2004 y que hoy un tercio de los cheques de ese país son depositados electrónicamente.

La disposición del BCRA aplica tanto para cheques comunes como de pago diferido y establece, entre otras cosas, que el cliente deberá conservar el cheque en papel durante 60 días a partir del depósito electrónico, plazo durante el cual el banco podrá exigirle su presentación.

Los bancos que incorporen este servicio podrán establecer el criterio que consideren pertinente, para evaluar a qué clientes quiere ofrecerlo.