Un joven de 20 años fue condenado a siete años y ocho meses de cárcel por un robo en el que hirió de dos disparos a una persona.
Cesar "Pupo" Galván fue encontrado culpable por la Cámara Tercera, presidida por Gustavo Hispani, según indicó el Ministerio Público Fiscal.

El tatuaje que Galván tenía en su antebrazo derecho permitió reconocerlo. Con esa mano, manejaba el arma con que hirió al hombre, quien también lo reconoció en el juicio.

info Tatuaje-de-Talleres.jpg
Según el diario La Voz, el hecho por el que se lo condenó ocurrió en febrero de este año. Galván, conocido como "Pupo" o "Pupo CAT" en las redes sociales y otros cinco sujetos abordaron con armas de fuego a dos hombres que levantaban sus viviendas al lado del barrio Ciudad de mi Esperanza, en Córdoba.

Uno de los hombres que estaba junto a Galván fue hacia un Citroën Berlingo con el fin de robarlo. Redujeron a las dos personas al piso y comenzaron a exigirles las llaves del vehículo.

Embed
Luis Cevantes, uno de los heridos, logró levantarse, se dirigió a los ladrones con el fin de reiterarles que las llaves se encontraban dentro del vehículo y pidió para que no lo lastimaran. En eso, Galvan efectuó tres disparos y dos de ellos impactaron en las piernas de Cervantes.

El tatuaje de Talleres que tenía en el antebrazo fue clave para identificarlo. Galván fue condenado por robo calificado, mientras que el resto de los participantes del hecho se mantienen prófugos.