Una granada explotó frente a las oficinas de Newell's en Rosario y la justicia santafesina analiza si se trata de un episodio más en la feroz interna en la barra brava del club.
La explosión, que no causó heridos aunque si daños materiales en las instalaciones del club, se produjo minutos antes de las 21 del martes y "en el sector de la puerta 4", según contó el fiscal Gustavo Ponce, quien detalló que "se trató de un ataque con una granada española, conocida como EAM 5".

"Por el momento, la investigación no tiene imputados individualizados"
, explicó Ponce en una entrevista con radio LT8 de Rosario, y agregó que "el artefacto tuvo un poder de daño muy importante. Rompió vidrios y la onda expansiva llegó más allá del sector de la secretaría de Comunicaciones del Club".

Además, Ponce reveló que "los autores del hecho se movían en un Peugeot 408 de color blanco con vidrios polarizados y que la secuencia del ataque quedó registrada en una cámara de video vigilancia".

Pese a que el fiscal dejó claro que "todas las hipótesis están barajadas", la más fuerte da cuenta de que sería un capítulo más en la feroz interna desatada en la barra brava leprosa.