La Organización Mundial del Comercio volvió a fallar a favor de la Argentina en su disputa con la Unión Europea por las ventas de biodiesel. El país había denunciado al bloque europeo por imponer aranceles proteccionistas y así echarle a perder ventas por hasta 1.600 millones de dólares al año.
La Organización Mundial del Comercio (OMC) ratificó el jueves un reclamo de Argentina en contra de la Unión Europea por los aranceles antidumping que impone el bloque a las importaciones de biocombustible.

Argentina es uno de los mayores exportadores mundiales de biodiésel y había denunciado las medidas de la UE como proteccionistas. En ese sentido había advertido que las políticas europeas le costaron al país casi 1.600 millones de dólares en ventas perdidas por año.

La UE argumentó que Argentina estaba cometiendo "dumping" al vender su biodiésel por debajo del costo del producción, lo que perjudicaría a los productores del bloque, pero perdió en el dictamen inicial de la OMC emitido en marzo.